• Type:
  • Genre:
  • Duration:
  • Average Rating:

Las experiencias conforman nuestro día a día. Aquellas que son armoniosas, que alegran el corazón y nos llenan el alma; aquellas que nos descubren cosas nuevas y hacen que nos sintamos vivos. Pero también aquellas experiencias que no comprendemos, que no encajan con la armonía, que nos provocan emociones encontradas. Las experiencias surgen a nuestro alrededor, en todos los ámbitos en los que nos movemos diariamente: en el trabajo, en nuestra casa, en la calle, en el transporte público,… Las experiencias provocan en nosotros reacciones, sentimientos, emociones, ya sean de miedo, amor, dolor. Muchas veces nos preguntamos porque nos ocurren algunas situaciones, porque nos pasa a nosotros.

Como nos explica Anael en su libro «La Raza 33, Un Puente Sagrado» las Conciencias Manifestadas son aquellas que experimentan para recordar quienes son. Ya no experimentan para aprender, porque ya comprendieron, por eso han llegado a un nivel de entendimiento totalitario. Por ello, aquellos seres que se hacen preguntas, que entienden que todo lo que nos rodea es solo una pequeña parte de la realidad, que hay mucho más allá de lo que nos muestran los sentidos, entienden que las experiencias no son importantes en sí mismas. La importancia de las experiencias está en cómo lidiamos con ellas, cómo nos comportamos frente a ellas, con conflicto o con armonía. Cuando surge un problema ante nosotros ¿cómo actuamos frente a él? ¿desaparecemos bajo la marea de las preocupaciones o buscamos una salida?

Siguiendo la línea de lo expresado por Origen Estelar, nuestro planeta Urmashaë tiene en su centro el Cristal del planeta. Es aquel que sustenta a nuestro mundo. A él estamos conectados por nuestra base terrestre, nuestros pies, como si de un puente sagrado se tratase. Gracias a esta conexión, el Cristal de nuestro planeta registra nuestro desarrollo como conciencia y nos envía aquellas experiencias que necesitamos para nuestro crecimiento como ser cósmico. Por ello, todo aquello que experimentamos es lo que la sabiduría de nuestro planeta nos aporta para avanzar en nuestro camino de autodescubrimiento. Las experiencias nos permiten monitorearnos, ver si hemos caído en la matrix del mundo que nos rodea o si estamos viviendo en nuestra realidad. Por todo ello, las vivencias o las situaciones que vivimos en el día a día no son problemas que superar con dolor y sufrimiento, sino formas de ver en qué peldaño de nuestra escalera cósmica nos encontramos.

Previous Post

¿Cuál es nuestro propósito?

Next Post

La jaula de la normalidad

1 comment

  1. Eva+Eckerdt dice:

    Cada día, al enraizar mi energía al Cristal Central, me surge profundo amor y gratitud por cada experiencia que me llega… y pienso ¡Cuánto nos ama laTierra! Siento que flotamos en un océano de AMOR INFINITO…No hay cómo describirlo, sólo sentirlo y decidir firmemente cada vez estar atenta, para comprender el mensaje de cada experiencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top