• Type:
  • Genre:
  • Duration:
  • Average Rating:

La importancia del discernimiento

En el mundo actual, un mundo que muchos caracterizan como “líquido”, en el que la información es sumamente abundante, es necesario más que nunca aplicar el discernimiento. En otras épocas, la información estaba muy limitada, era controlada y restringida a estamentos sociales muy determinados. Las élites sabían que la información es poder. Sin embargo, en la actualidad debido a la popularización de Internet, las redes sociales o los diferentes dispositivos digitales, la información se ha vuelto masiva, pasando de la escasez al exceso. Todos nos hemos convertido en creadores y consumidores de todo tipo de información.

Ante este enorme exceso de datos, es necesario más que nunca aplicar el discernimiento. Esta máxima, tan en desuso hoy en día, es una de las bases que ya desde la milenaria filosofía hinduista se nos recomendaba para llegar a la iluminación. El ser humano se ha convertido en un consumidor nato de todo tipo de datos, apostando por la rapidez, por el uso y descarte rápido, sin profundizar, sin reflexión de ningún tipo. La superficialidad se ha vuelto costumbre. Pero, ante esta sobreabundancia de información, debemos volver a confiar en nosotros mismos, en nuestra intuición y nuestro pulsar interior.

El discernimiento es guía directa hacia la realidad. Gracias a esta herramienta fundamental, podemos localizar aquello que está cubierto de falsedad, podemos ver lo que es solo apariencia y sobre todo entender la relatividad de lo temporal. Pero, poder emplear adecuadamente el discernimiento depende de cada uno de nosotros, tener la capacidad de acudir a él siempre que lo necesitemos. Sino, será como una herramienta olvidada en un cajón, quedará allí encerrada en la oscuridad para siempre. Por lo tanto, investigar y descubrir por uno mismo la verdad en lo más profundo de la conciencia, es el camino para descubrir la realidad y deshacerse de lo falso.

“Si el intelecto tiene discernimiento y está unido a una mente equilibrada

dominará los sentidos que se harán entonces dóciles

como los caballos del buen auriga.”

Upanisad

Previous Post

¿Cómo cambiar nuestra mirada del mundo?

Next Post

¿Cómo construimos nuestra realidad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top